Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Todos somos parte de algo

Las personas somos seres relacionales, vivimos en sociedad y necesitamos formar parte de «algo». Nuestra identidad se complementa en el contacto con los demás, primeramente, en la familia, y luego con amigos, compañeros, vecinos, colegas… Somos valiosos por nosotros mismos, pero sin los otros no estaríamos donde estamos ni seríamos capaces de seguir sobreviviendo. Nos gusta ser parte de algo. De una comunidad, de una pandilla, de un equipo de fútbol, de una familia. Nos identificamos y nos sentimos acompañados y grandes.

Una de las variables más importantes que definen una vida plena es la calidad de las relaciones. Las personas que disfrutan de buenas amistades, de un núcleo sólido de personas, que le aceptan y al que pertenece, goza de mejor salud emocional y espiritual. Su vida adquiere más sentido y posee mayor seguridad y confianza.

Estas semanas, aunque hemos reducido el contacto físico, hemos podido empatizar con el personal médico, con los enfermos y vecinos. Hemos empatizado con todos aquellos que han puesto su trabajo a nuestro servicio. Y esta manera generosa de involucrarse nos ha descubierto algo que igual teníamos olvidados. Ser parte de algo nos convierte en generosos, en humanos.

 

Incluso hemos tenido que pasar más tiempo con nuestra familia. Tal vez ha habido menos acción exterior, pero hemos fortalecido la identidad como sociedad, al compartir todos el miedo y sufrimiento, al sentirnos todos vulnerables. Cuando nuestro sufrimiento es compadecido por los demás nos sentimos acompañados y, en cierta medida, consolados.

El sentimiento de pertenencia, el compromiso, la entrega por los otros, la vocación de servicio, son valores que nos han unido. Y todos tenemos que asumir con responsabilidad las indicaciones de las autoridades para ganar la batalla a la pandemia. Aunque sólo sea como forma de agradecimiento a tanto sacrificio que ha supuesto muchas vidas humanas.

Muchas personas nos habéis dicho que habéis redescubierto el sentido de pertenencia durante estos días. A partir de ahora podemos fortalecer este sentimiento y disfrutar más con los demás:

– Pregúntate ¿cómo puedo mejorar la vida de las personas que me rodean?
– Tal vez puedas compartir con algún amigo una actividad que hacías solo.
– Las actividades de voluntariado en familia o con amistades mejoran y fortalecen los vínculos.
– Llama o visita a ese familiar que lleva tiempo en la distancia.
– Apúntate a alguna asociación y comparte tus talentos con ellos.
– Cuando pasees o entres en contacto con otra persona, en el kiosco, supermercado, repartidor, vecino…procura conectar positivamente y saludar y sonreír. Nunca sabemos cuánto pueden necesitar esa palabra o gesto amable.

En nuestra mano está el seguir siendo mejores personas que antes de confinarnos.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Te puede interesar

Filtros

ABURRIMIENTO
Aceptación
Actitud
Adicción
Admiración
Adversidad
Agradecimiento
Altruismo
Amabilidad
Amistad
Amor
Amor propio
Anticipar
Apatía
Apoyo
Asertividad
Asignaturas
Audiolibros
Autoayuda
Autocompasión
Autocuidado
Ayudar
Bienestar
Bondad
Cambio
Celos
Cerebro
Clínica
Coaching
Compañerismo
Compasión
Competición
Complicidad
Comprensión
Compromiso
Comunicación
Concentración
Conciencia
Conexión
Confianza
Consulta online
Control
Coronavirus
Crecimiento personal
Credibilidad
Crianza
Crisis
Culpa
Decisiones
Dedicación
Deporte
Desamor
Deseos
Desesperación
Disciplina
Disciplina positiva
Discreción
Divulgación
Dudas
Duelo
Educación
Educar
Educar con serenidad adolescentes
Egoísmo
El minutillo de patri
Emocione
Emociones
Empatía
Enfermedad
Entendimiento
Entrenador
Entrenamiento
Entrevistas
Equipo
Escucha
Escuela
Esfuerzo
Esperanza
Estímulos
Estrés
Etiquetas
Exigencia
éxito
Expectativas
Familia
Fatiga
FELICI
Felicidad
Fluir
Focalizar
Foco
Formación
Fortaleza emocional
Fracaso
Frustración
Fuerza de voluntad
Fútbol
Futuro
Generosidad
Gratitud
Habilidades sociales
Hábitos
Hábitos saludables
Hábitos. emociones
Hijos
Hipondríaco
Humildad
Ilusión
Incertidumbres
Inseguridad
Inteligencia
Intención
Intrusismo
Ira
Libro
Libros
Límites
Macbeth
Malos hábitos
Manipulador
Maternidad
Meditación
Mentalización
Mente
Miedo
Miedo e incertidumbre
Miedos e incertidumbres
Mindfuleating
Mindfulness
Móvil
Niños
Nutrición
Obedecer
Obediencia
Objetivos
Ocio
Odio
Olvidar
Oportunidades
Optimismo
Organización
Paciencia
Padres
Palabras
Pareja
Pas
Pasado
Pasión
Pensamientos
Pensamientos negativos
Perdón
Perdonar
Perfeccionismo
Perseverancia
Personas de bien
Personas tóxicas
Pesadillas
Premio
Presente
Presión
Priming
Procrastinar
Propósito
Prudencia
Psicología
Realidad
Realismo
Redes sociales
Reinterpretar
Reír
Relaciones personales
Relaciones tóxicas
Rendimiento
Resiliencia
Respeto
Responsabilidad
Running
Ruptura
Salud
Salud mental
Seguridad
Sensibilidad
Sentimientos
Serenidad
Silencio
Sinceridad
Single
Sobreprotección
Soledad
Solidaridad
Soltero
Sueño
Sufrimiento
Superación
Tarjetas
Templanza
Tenis
Terapia
Terapia de pareja
Tiempo
Trabajo
Vacaciones
Valores
Vida plena
Vitalidad
Voluntad
Zona de confort
Ver otras temáticas

Categorías

Blog
Conferencias
Libros
Medios
Talleres
Personas de bien
El minutillo de Patri
Artículos & Podcasts

Suscríbete

¡Suscríbete a mi Web y te notificaremos las últimas publicaciones!