Educar con serenidad permite que los niños desarrollen una sana autoestima, tengan autonomía, se eduquen en valores, actúen por convencimiento, mejoren su confianza y seguridad y establezcan con los padres un vínculo positivo de confianza y respeto.

 

Padres y madres deberíamos ganarnos el respeto de nuestros hijos, no imponerlo. El respeto se gana:

✏Siendo su modelo de conducta, un ejemplo para ellos.

✏Siendo coherentes con los valores que les inculcamos.

✏Tratándoles desde el respeto más absoluto.

✏Respetando sus diferencias, sus ideas y sus tiempos.

✏Negociando y argumentando conforme a la edad.

✏Pidiendo perdón.

✏Cediendo cuando sea posible.

✏Dándoles la razón cuando la tengan.

 

No a…

  • Es un punto innegociable.
  • Chillar y levantar la voz. Es humillante y una falta de respeto.
  • Comparar, amenazar, criticar o humillar.

Sí a…

  • Respetar sus tiempos.
  • Corregir desde el respeto, poniendo soluciones en lugar de machacar con errores.
  • Apoyar en el error y enseñarles a gestionar el fracaso.
  • Transmitir amor incondicional siempre.
  • Ayudarles a sacar todo su potencial y potenciar su autoestima.
  • Interesarte por ellos.
  • No juzgarlos.
  • Jugar con ellos.

Recuerda:

  • Obedecer a la primera no es un valor. Es en casa dónde deben aprender a negociar para que luego puedan aplicarlo a otras relaciones.
  • “Eres responsable para siempre de lo que has domesticado”, El Principito.
  • Saber esperar se puede entrenar. Niños que saben esperar serán adultos con más capacidad de éxitoen sus relaciones familiares, sociales, laborales…

Lecturas recomendada

  • “Tranquilos y atentos como una rana”, Eline Snel
  • “Cómo educar con firmeza y cariño”, Jane Nelsen
  • “El cerebro del niño”, Daniel Siegel
  • ”Guía para papás y mamás en apuros”, Miguel A. Rizaldos
  • Infancia en positivo, Diana Jiménez
  • “Educar con serenidad”, Patricia Ramírez
  • “Emocionario: dime lo que sientes”, Cristina Núñez

Vídeo paciencia

 

Compartir en: