Compartir

10 de agosto de 2017

Efecto del espectador o difusión de la responsabilidad

10 de agosto de 2017

En 1964 la ciudadana italoamericana Kitty Genovese fue brutalmente asesinada y violada en las calles de Nueva York, en el barrio de Queens. Era una chica normal, que vivía en un apartamento con su pareja, y al volver de noche de trabajar, fue apuñalada durante media hora hasta morir. Testigo de ello fueron varios vecinos que la oyeron gritar. Algunos llamaron a la policía, alguno gritó desde la ventana “deje a la chica”, pero nadie, nadie, se acercó a defenderla.

 

El caso de Kitti dio lugar a un experimento y posterior investigación de los psicólogos Darley y Latané de las Universidades de Columbia y Nueva York. De este estudio se concluye el término difusión de la responsabilidadsíndrome de Genovese o efecto del espectador.

 

Lo que estos dos investigadores encontraron en su estudio es que cuantas más personas intervienen en una acción de auxilio, menos se involucran cada una de ellas. Como si todas pensaran “ya lo hará el otro”.  De hecho, se sabe que cuanta más gente esté presente, menos probabilidad hay de que alguno te socorra. Los porcentajes a los que llegó este estudio fueron de:

 

  • Si hay una sola persona presente, la probabilidad de que te socorra es del 85 por ciento.
  • Si son dos personas, la probabilidad disminuye al 65.
  • Pero si hay más de tres, baja hasta el 31 por ciento.

 

¿Te empiezas a sentir identificado? No lo digo por las veces en las que hayas presenciado un crimen, pero sí por los cientos de situaciones con las que la gente convive con la injusticia, con el bullying, con la humillación de otros, pero que no atiende. ¿Cuántas veces ocurre? ¿En qué momento y por qué dejamos de ser activistas para convertirnos en meros espectadores?

 

Los motivos por los que uno deja de socorrer pueden ser mucho: falta de responsabilidad, miedo, egoísmo, costo-beneficio de intervenir, dejadez o pensar que otro lo hará por ti. Intervienen incluso juicios morales, como decidir si la víctima merece ser ayudada o no. Pasa continuamente. A la salida del supermercado siempre hay gente pidiendo, pero bueno, ya le dará el que salga después. Sabemos de las guerras, refugiados, minorías, hambruna, pero total, hay tanta gente solidaria por el mundo, ¡que ya lo hará otro!

 

Cada vez que eres espectador de una injusticia y no intervienes, estás participando del síndrome Genovese o de la difusión de la responsabilidad. ¿Cómo podría cambiar nuestro entorno más cercano si fuéramos capaces de romper con el síndrome del espectador? Entre todos podríamos tener un mundo mejor. Podríamos actuar ante las pequeñas injusticias que nos rodean a diario y que someten, humillan y degradan a las personas. Ocurre a diario: clientes que tratan mal a un camarero, un compañero del instituto, Universidad o trabajo que es apartado y juzgado por el que ejerce más liderazgo, cuando dejamos que señalen a otros y hagan juicios de valor fáciles, con las minorías, con los que sufren. Muchas personas se excusan para no dar, para no defender, para no intervenir. Se excusan con “este no es mi problema”, “es que todo el mundo va a lo suyo”, “es que no puedo hacer nada por quien no se deja ayudar”, “es que no puedo salvar a los demás, ya basta con salvarme yo”.

 

Este efecto también es aplicable al trabajo en equipo. Cuantos más miembros, menor es el grado de implicación de sus miembros. Igual que cuando dos caballos tiran de un carro, no suman sus fuerzas, sino que la fuerza que ejerce cada uno es menor que la que realizarían a nivel individual.

 

¿Cómo podemos darle la vuelta a la difusión de la responsabilidad?

 

Enfoca hacia fuera

Si no miras qué ocurre a tu alrededor, no podrás percibir las injusticias. Enfocar hacia fuera supone dejar de mirar tanto qué te falta a ti, dejar de observarte, dejar de quejarte y así poder ver el estado de salud del mundo de tu alrededor más próximo.

 

Trabaja la empatía

¿Cómo se puede sentir quien pide a la puerta del supermercado? ¿De verdad crees que le gusta tocar la flauta al que se sube al metro y pedir calderilla a todos los pasajeros? ¿Necesitará lo que pide? Se suelen hacer interpretaciones poco benevolentes con tal de no sacar la cartera y darle un euro “estos son unos jetas, todo el día pidiendo, mejor se pusieran a trabajar”. En su sano juicio, cualquier persona quisiera tener una nómina y un trabajo estable antes que tocar el acordeón en un medio de transporte y someterse a la mirada o al desprecio de los pasajeros.

 

No hay nadie más alrededor, estás solo

Si te refugias en los otros, otras personas que compran en el súper y que le pueden dar al que pide a la salida, nunca darás. Estás solo. Imagina que la comida, el pan de ese hombre, depende hoy solo de ti, ¿qué harías? Seguro que aumentaría mucho la probabilidad de abrir la cartera y darle un euro. Y sí, pienso como tú. Que lo ideal es que todo estuviera regulado y ser socio solo de organizaciones legales. Sí, pero por desgracia no todo el mundo funciona a la perfección. Así que, si participas de un ONG y además le das un euro al de la puerta del súper, lo bordas. Siempre hay algo que podemos hacer por los demás.

 

Si estás en un grupo de trabajo, cumple con tu parte

La responsabilidad tiene muchas ventajas, entre otras, la justicia. Si cada uno se ocupa de lo suyo, nadie tiene que ocuparse de lo que no se atiende. Eso es lo justo. Cuando te comportas de forma responsable, te sientes bien, reduces tus niveles de ansiedad, elaboras un concepto positivo de ti, te sientes orgulloso de tu trabajo y participación y los demás, te respetan.

 

La falta de responsabilidad no pasa desapercibida y enseguida los demás miembros del grupo terminan sabiendo con quién no se puede trabajar y quién te va a dejar colgado.

 

¿Tú también eres un espectador o te decides a ser protagonista?

Compartir

Comenta la publicación del blog

Te puede interesar
Scroll al inicio
03
Feb

VERA. TEATRO ANSIEDAD

2023-02-03
Evento De Todo El Día
07
Feb

MADRID. TEATRO MÉNAGE À TROIS

2023-02-07
Evento De Todo El Día
08
Feb

Grabación “Las tres puertas”

2023-02-08
15:00 - 19:00
14
Feb

BARCELONA. TEATRO MÉNAGE À TROIS

2023-02-14
Evento De Todo El Día
15
Feb

Presentación Esto no se dice

2023-02-15
18:00 - 19:00
20
Feb

VALENCIA. TEATRO ANSIEDAD

2023-02-20
Evento De Todo El Día
24
Feb

Evento obra ansiedad en Málaga (Showguru)

2023-02-24
21:00 - 22:00
09
Mar

entrevista online con Anne Igatiburu

2023-03-09
19:00 - 20:00
17
Mar

ÁNDUJAR. TEATRO ANSIEDAD

2023-03-17
Evento De Todo El Día
23
Mar

Conferencia Castellana (Showguru)

2023-03-23
14:00 - 15:00

Contenidos

Blog
Conferencias
Medios
Personas de bien
El minutillo de Patri
Artículos & Podcasts

Productos

Libros
Talleres Online
Talleres Presenciales
Tarjetas
Libretas

Temas

ABURRIMIENTO
Acción
Aceptación
Actitud
Adicción
Admiración
Adversidad
Agradecimiento
Altruismo
Amabilidad
Amistad
Amor
Amor propio
Anticipar
Apatía
Apoyo
Asertividad
Asignaturas
Audiolibros
Autoayuda
Autocompasión
Autocuidado
Ayudar
Bienestar
Bondad
Cambio
Cambios
Celos
Cerebro
Clínica
Coaching
Colegio
Compañerismo
Compasión
Competición
Complicidad
Comprensión
Compromiso
Comunicación
Concentración
Conciencia
Conexión
Confianza
Consulta online
Control
Coronavirus
Crecimiento personal
Credibilidad
Creencias
Crianza
Crisis
Culpa
Decisiones
Dedicación
Delegar
Deporte
Desamor
Deseos
Desesperación
Disciplina
Disciplina positiva
Discreción
Divulgación
Dudas
Duelo
Educación
Educar
Educar con serenidad adolescentes
Egoísmo
Ejemplo
El minutillo de patri
Emocione
Emociones
Empatía
Empezar
Enfermedad
Entendimiento
Entrenador
Entrenamiento
Entrevistas
Equipo
Escucha
Escuela
Esfuerzo
Esperanza
Estímulos
Estrés
Etiquetas
Exigencia
éxito
Expectativas
Familia
Fatiga
FELICI
Felicidad
Fluir
Focalizar
Foco
Formación
Fortaleza emocional
Fracaso
Frustración
Fuerza de voluntad
Fútbol
Futuro
Generosidad
Gestión del tiempo
Gratitud
Habilidades sociales
Hábitos
Hábitos saludables
Hábitos. emociones
Hablar en público
Hijos
Hipondríaco
Humildad
Ilusión
Incertidumbres
Inseguridad
Inteligencia
Intención
Intrusismo
Ira
Libro
Libros
Límites
Macbeth
Malos hábitos
Manipulador
Maternidad
Meditación
Mentalización
Mente
Miedo
Miedo e incertidumbre
Miedos e incertidumbres
Mindfuleating
Mindfulness
Móvil
Niños
Nutrición
Obedecer
Obediencia
Objetivos
Ocio
Odio
Olvidar
Oportunidades
Optimismo
Organización
Paciencia
Padres
Palabras
Pareja
Pas
Pasado
Pasión
Paternidad
Pensamientos
Pensamientos negativos
Perdón
Perdonar
Perfeccionismo
Perseverancia
Personas de bien
Personas tóxicas
Pesadillas
Premio
Preocupaciones
Presente
Presión
Priming
Priorizar
Privacidad
Procrastinar
Profesores
Propósito
Propósitos
Proyectos
Prudencia
Psicología
Realidad
Realismo
Reconocimiento
Redes sociales
Reinterpretar
Reír
Relaciones personales
Relaciones tóxicas
Rendimiento
Resiliencia
Respeto
Responsabilidad
Running
Ruptura
Salud
Salud mental
Seguridad
Sensibilidad
Sentimientos
Serenidad
Sharenting
Silencio
Sinceridad
Síndrome impostor
Sindrome vida ocupada
Single
Sobreprotección
Soledad
Solidaridad
Soltero
Sueño
Sufrimiento
Superación
Tarjetas
Templanza
Tenis
Terapia
Terapia de pareja
Tiempo
Trabajo
Vacaciones
Validar
Valores
Vida plena
Vitalidad
Voluntad
Zona de confort
Temas generales