Nacemos con la habilidad de comer conscientes. Tenemos la capacidad al nacer de autorregular nuestro apetito. Comer cuando tenemos hambre y no comer cuando no sentimos la necesidad. Atender a nuestros impulsos y deseos inmediatos ha sido clave para la supervivencia, pero… ahora no necesitamos cazar para sobrevivir.

Recuerda que existe una relación bidireccional entre tú y la comida. Y que nuestros estados de ánimo muchas veces eligen lo que comemos.

  • ¿Qué relación deseas tener con la comida?
  • ¿Con qué propósito?
  • Hasta ahora, ¿qué no te ha funcionado?
  • ¿De qué te sientes orgulloso en tu relación con la comida?

 

  1. Dejemos atrás errores del pasado
  • No te acabes todo lo que está en el plato si no tienes hambre
  • No hace falta celebrar todo en torno a una mesa
  • Tu cuerpo es bonito y maravilloso tenga la talla que tenga

     2. La trampa del autocontrol

No te engañes…lo prohibido y querer autocontrol es la trampa. Te lleva a atiborrarte cada vez que te sales de tu control. Sólo se trata de aprender a escuchar a tu cuerpo. Y esto es alimentación consciente.

  • Haz una lista de todos esos hábitos que no te han ayudado hasta ahora y planifica cómo vas a deshacerte de ellos. Tan importante es empezar a hacer como dejar de hacer.
  1. Hambre emocional

No utilices la comida para calmar emociones incómodas. Podemos manejarlas con otros ejercicios más saludables.

  • ¿Es hambre fisiológica o es hambre emocional?
  • ¿Cómo se llama lo que siento?
  • ¿Tiene ahora solución? Ponla en práctica.
  • Si no tiene solución, piensa, ¿qué me gustaría sentir en este momento?
  • ¿Qué o quién me hace sentir así? Elabora tu lista para que la tengas a mano cuando la necesites.

Y respecto a nuestro autocontrol…

  • Ojo con el exceso de control. Si te desgastas en una actividad no te quedará autocontrol para la siguiente. (Infidelidad)
  • El descanso es importante.
  • Trata de plantear objetivos coherentes con tus valores.
  • Muy importante… ¿cómo voy a sentirme luego si ahora cedo?

Aquí os dejo la web para trabajar en objetivos personales. https://www.stickk.com

Supervisada por los profesores Dean Karlan e Ian Ayres de la Universidad de Yale.

  1. Aceptación absoluta de cómo somos.

Nos aceptamos tal y como somos, sin más crítica, sin más reproches. Y esto no significa que vayas a caer en la dejadez. Sin aceptación no hay cambio. Somos muy reacios a invertir esfuerzo en cambiar algo que no aceptamos. Significa que ahora dejas de criticarte. Y empiezas a respetarte.

  1. Gestión del error y del fracaso

Recuerda tratarte con amabilidad cada vez que cometas un error. Los errores forman parte de la vida.

   6. Aprende a disfrutar de la conducta de comer

Te puede facilitar el comer consciente…

  • Elaborar los menús de la semana
  • Hacer una compra consciente
  • No tengas en casa alimentos que no desees comer…ni con la excusa de tus hijos
  • Cambiar rutinas
  • Sigan fuentes fiables…no a las influencers

 

Compartir en: