Compartir

15 de diciembre de 2019

Retrato robot de la persona prudente

15 de diciembre de 2019

El valor de la prudencia

Lo más importante en las relaciones personales es que uno se sienta cómodo con ellas. Las relaciones pueden ser tanto una fuente de estrés como una de las mejores experiencias. Son varios los valores que permiten tener relaciones sólidas, estables y agradables: la honestidad, la sinceridad, la lealtad, el respeto, la humildad, etc. Y un valor importante es la discreción.

De hecho, la discreción es en gran parte la base de la confianza. Nadie se siente seguro hablando y compartiendo información con personas que puedan compartir de más. Si quieres ser generoso, hazlo con cualquier cosa menos con la información de los otros.

La persona prudente se comporta:

Con sensatez

Eligiendo en cada momento el comentario oportuno. Debes aprender a valorar las consecuencias. Una persona sensata se maneja de acuerdo con el sentido común. Y el sentido común te dice que no puedes dejar en evidencia a la persona que ha compartido contigo algún tipo de intimidad. Porque supone dejarla vendida.

Con autocontrol

A pesar de que tengamos información de primera mano, veraz y muy interesante, que pudiera convertirnos en la atracción de otros, la persona discreta sabe declinar el interés que pueda suscitar antes que traicionar el secreto o la intimidad de quién le ha confiado una información.

Con respeto

La persona prudente actúa con respeto hacia los demás. Para estas personas está por encima la lealtad que el interés público de lo que conocen.

Con empatía y tacto

Hablar de temas que no corresponden es fallar y dejar en ridículo o al desnudo a la persona que ha confiado en ti. La persona prudente entiende y valora las emociones que puede sentir el otro y procura no provocar su dolor.

Con saber estar

Saber estar es conocer el lenguaje verbal y no verbal que puede ser ofensivo para otros. A diferencia del histriónico o del narcisista que solo buscan aclamo popular y llamar la atención, la persona prudente sabe cuándo intervenir, cuándo dejar que intervengan otros y lo hace en términos serenos.

 

Si eres de las personas que tiende a hablar más de la cuenta, si tienes dudas de dónde están los límites, puedes hacerte estas reflexiones:

En cuanto al entorno, ¿es apropiado el lugar en el que voy a emitir esta opinión? ¿Puedo ofender a alguien?

En cuanto a las personas, ¿estas son las personas que deberían saber lo que voy a decir?, ¿Si hablo de este tema estoy traicionando a alguien?, ¿La persona que me ha contado esta información, querría que yo la dijera en este círculo?, ¿La persona de la que voy a hablar querría que se hablara de ella y sobre este tema y en este contexto?

En cuanto al contenido, ¿es muy íntimo, puede ser incómodo para otros, los demás querrán saberlo? Hay persona que literalmente cuenta sus actos sexuales, sus idas al baño “yo es que si no desayuno dos kiwis, no hay manera”. De verdad que a nadie nos interesa los problemas de evacuación que tenga cada uno en su casa. Hay comentarios que no aportan nada y que pueden hacernos fantasear con algo que es incómodo, como imaginar las consecuencias de los dos kiwis que desayuna Fulanito.

Y sobre todo pregúntate también: ¿Tengo permiso para contar lo que voy a decir?

Si no sabes qué decir, igual es que no tienes que decir nada. Puedes quedarte en silencio. Hay veces en las que no hablamos de nadie, pero hablamos por hablar. No valoramos el silencio, el misterio, dejar que otros participes. En estos casos, hazte estas reflexiones: ¿Es importante lo que voy a decir?, ¿Será de interés para los demás? No todo lo que decimos tiene que ser de tesis doctoral, pero hablar por hablar puede llegar a ser muy incómodo para los otros.

No des opiniones o consejos que no te han pedido. Pregunta a la persona si le interesa saber tú opinión antes de dar por sentado que le vas a solucionar la vida con tu consejo.

En cuanto a las críticas. ¿Va a aportar algo, cambiará a la persona, desea escuchar la crítica, le ofenderé?

Y, por último, ¿esto que yo voy a decir es lo que yo desearía escuchar si viniera de otro?

Compartir

Comenta la publicación del blog

Te puede interesar
Scroll al inicio
03
Feb

VERA. TEATRO ANSIEDAD

2023-02-03
Evento De Todo El Día
07
Feb

MADRID. TEATRO MÉNAGE À TROIS

2023-02-07
Evento De Todo El Día
08
Feb

Grabación “Las tres puertas”

2023-02-08
15:00 - 19:00
14
Feb

BARCELONA. TEATRO MÉNAGE À TROIS

2023-02-14
Evento De Todo El Día
15
Feb

Presentación Esto no se dice

2023-02-15
18:00 - 19:00
20
Feb

VALENCIA. TEATRO ANSIEDAD

2023-02-20
Evento De Todo El Día
24
Feb

Evento obra ansiedad en Málaga (Showguru)

2023-02-24
21:00 - 22:00
09
Mar

entrevista online con Anne Igatiburu

2023-03-09
19:00 - 20:00
17
Mar

ÁNDUJAR. TEATRO ANSIEDAD

2023-03-17
Evento De Todo El Día
23
Mar

Conferencia Castellana (Showguru)

2023-03-23
14:00 - 15:00

Contenidos

Blog
Conferencias
Medios
Personas de bien
El minutillo de Patri
Artículos & Podcasts

Productos

Libros
Talleres Online
Talleres Presenciales
Tarjetas
Libretas

Temas

ABURRIMIENTO
Acción
Aceptación
Actitud
Adicción
Admiración
Adversidad
Agradecimiento
Altruismo
Amabilidad
Amistad
Amor
Amor propio
Anticipar
Apatía
Apoyo
Asertividad
Asignaturas
Audiolibros
Autoayuda
Autocompasión
Autocuidado
Ayudar
Bienestar
Bondad
Cambio
Cambios
Celos
Cerebro
Clínica
Coaching
Colegio
Compañerismo
Compasión
Competición
Complicidad
Comprensión
Compromiso
Comunicación
Concentración
Conciencia
Conexión
Confianza
Consulta online
Control
Coronavirus
Crecimiento personal
Credibilidad
Creencias
Crianza
Crisis
Culpa
Decisiones
Dedicación
Delegar
Deporte
Desamor
Deseos
Desesperación
Disciplina
Disciplina positiva
Discreción
Divulgación
Dudas
Duelo
Educación
Educar
Educar con serenidad adolescentes
Egoísmo
Ejemplo
El minutillo de patri
Emocione
Emociones
Empatía
Empezar
Enfermedad
Entendimiento
Entrenador
Entrenamiento
Entrevistas
Equipo
Escucha
Escuela
Esfuerzo
Esperanza
Estímulos
Estrés
Etiquetas
Exigencia
éxito
Expectativas
Familia
Fatiga
FELICI
Felicidad
Fluir
Focalizar
Foco
Formación
Fortaleza emocional
Fracaso
Frustración
Fuerza de voluntad
Fútbol
Futuro
Generosidad
Gestión del tiempo
Gratitud
Habilidades sociales
Hábitos
Hábitos saludables
Hábitos. emociones
Hablar en público
Hijos
Hipondríaco
Humildad
Ilusión
Incertidumbres
Inseguridad
Inteligencia
Intención
Intrusismo
Ira
Libro
Libros
Límites
Macbeth
Malos hábitos
Manipulador
Maternidad
Meditación
Mentalización
Mente
Miedo
Miedo e incertidumbre
Miedos e incertidumbres
Mindfuleating
Mindfulness
Móvil
Niños
Nutrición
Obedecer
Obediencia
Objetivos
Ocio
Odio
Olvidar
Oportunidades
Optimismo
Organización
Paciencia
Padres
Palabras
Pareja
Pas
Pasado
Pasión
Paternidad
Pensamientos
Pensamientos negativos
Perdón
Perdonar
Perfeccionismo
Perseverancia
Personas de bien
Personas tóxicas
Pesadillas
Premio
Preocupaciones
Presente
Presión
Priming
Priorizar
Privacidad
Procrastinar
Profesores
Propósito
Propósitos
Proyectos
Prudencia
Psicología
Realidad
Realismo
Reconocimiento
Redes sociales
Reinterpretar
Reír
Relaciones personales
Relaciones tóxicas
Rendimiento
Resiliencia
Respeto
Responsabilidad
Running
Ruptura
Salud
Salud mental
Seguridad
Sensibilidad
Sentimientos
Serenidad
Sharenting
Silencio
Sinceridad
Síndrome impostor
Sindrome vida ocupada
Single
Sobreprotección
Soledad
Solidaridad
Soltero
Sueño
Sufrimiento
Superación
Tarjetas
Templanza
Tenis
Terapia
Terapia de pareja
Tiempo
Trabajo
Vacaciones
Validar
Valores
Vida plena
Vitalidad
Voluntad
Zona de confort
Temas generales