La pandemia ha puesto a prueba todo nuestro sistema emocional.

1 ¿Por qué me siento así?

Me siento…inseguro, desilusionado, triste, apático, desmotivado, frustrado, ansioso, incapaz, de menos… ¿Te sientes de esta manera?

Todos debemos permitirnos momentos de tristeza, de bajón, es natural. Pero todos tenemos también momentos o reacciones emocionales con las que no nos queremos identificar o que no nos gustan para nosotros.

No existe un modelo de reacción emocional ideal. Pero todos aspiramos a una vida emocional más fácil.

Prueba a reflexionar con estas preguntas:

  • Si yo fuera una emoción, ¿cuál sería en estos momentos?
  • ¿Por qué?
  • ¿Preferiría identificarme con otra distinta?
  • ¿Por qué?

 

2 Escuchar emociones

En lo tocante a emociones…
No a…

❌Desahogarte gritando
❌Tocar el claxon como loco
❌Fumar más
❌Beber más alcohol
❌Comer de manera compulsiva
❌Aislarte y dejar de compartir cómo te sientes
❌Ir corriendo a todos sitios
❌Robarle horas al sueño
❌Gritar, dar voces, estar irascibles

Sí a…
✅Relajación muscular
✅Bajar el ritmo
✅Reír más
✅Hacer ejercicio
✅Estar con amigos y compartir
✅Enfocarte en lo que suma
✅Esperar cosas buenas
✅Bieninterpretar
✅Meditar

 

3 Lo controlable, bajo control

Haz una lista de tus carpetas abiertas y anota todo aquello que te ayude a coger control sobre la situación.

Para todo lo demás…aceptación. Para practicar la aceptación puedes empezar por tomar distancia con las preocupaciones que te rondan la cabeza. Utiliza ls estrategias del libro de Russ Harris “La trampa de la felicidad”.

 

4 Regula información que consumes

Estar informado es importante…pero no todo el día.

  • Dosifica lo que ves, lees y escuchas.
  • Lee y escucha fuentes de rigor.
  • No pierdas el tiempo con los bulos.
  • Mira, lee y escucha otras fuentes de información o de entretenimiento.

 

5 Regula tus neurotransmisores

Numerosos estudios de psicología indican que la dificultad para concentrarse disminuye la felicidad. Para mejorar tu concentración y atención al presente, puedes:

  • Meditar (resultados después de 8 semanas)
  • Visualizar
  • Respirar

 

6 Cuida tu cuidado

Hazte esta reflexión para trabajar en la responsabilidad de tu autocuidado. Y recuerdo que abarca relaciones personales, tu hogar y a ti misma.

  • “Vivir de una manera más responsable este día / esta semana, significa para mí…”

 

7 Haz tu vida más fácil

Nos ayuda a simplificarnos la vida…

✏️No enredarnos con lo que resta…pensamientos rumiantes, preocupaciones que no dependen de nosotros, batallas que no son nuestras, responsabilidades con las que nos quedamos que no nos pertenece.

✏️Dejar lugar a la improvisación. Una mente flexible simplifica mucho. Baja tu nivel de control. Todo no puede salir perfecto. Tranquilo, el destino, la suerte, la climatología también tienen su papel en este juego de la vida.

✏️Más no es sinónimo de mejor. Baja tu nivel de exigencia. No te ayuda a tener una vida sencilla. Lo dificulta todo mucho.

✏️Tomar decisiones. ¿Cuánto tiempo perdemos debatiéndonos, pensando en la mejor opción, intentando evitar el fracaso? La duda está bien, pero ponle fecha límite.

✏️Ser coherente con tus valores. Tus valores son tu guía. Nos ayudan a tomar decisiones correctas y agilizan nuestra vida. Si está fuera de tu escala de valores, directamente descártalo.

 

8 Visualiza y fantasea

El profesor de psicología y neurociencia de la Universidad Stanford Brian Knutson, en uno de sus experimentos, llegó a la conclusión, tras medir y comprobar el flujo de oxígeno que llega al cerebro derecho, que las personas sentimos más placer y felicidad cuando fantaseamos y anticipamos una compra que con la propia adquisición de lo que compramos.

 

9 Entrena tu esperanza

  • ¿Qué significa para ti tener esperanza?
  • ¿A qué áreas de tu vida podrías aplicarlo ahora?
  • Mientras esperas…¿qué puedes ir haciendo?
Compartir en: