El autocontrol y la fuerza de voluntad son una habilidad que facilita el éxito. El autocontrol se entrena, como entrenamos nuestro físico. Supone elegir entre el deseo inmediato, fruto de lo que apetece o de lo que impulsivamente nos pide el cuerpo, o saber esperar para tener un premio mayor a largo plazo. Debatirnos entre el corto y largo plazo es un esfuerzo que debemos entrenar. Es una de las tareas más complicadas. Supone hacer renuncias y dejar de entrar en el debate interno.

El autocontrol está presente en todas las facetas de nuestra vida, desde aquello que elegimos para comer, el ejercicio que practicamos, dejar de posponer lo que nos cuesta un esfuerzo o para romper una relación tóxica en la que nos hemos acomodado. Entrenar el autocontrol supone tener paciencia, poner límites, horarios, restricciones, saber esperar. Para ello es importante aprender a convivir con la frustración.

Reserva ya tu plaza para el taller online del próximo jueves 19 de noviembre 

Compartir en: