La rutina, el ritmo, los hijos, no tener tiempo, el entorno. Hay veces en que de forma no consciente terminamos por dejar de ver el lado bueno de la pareja. Vivir en pareja y disfrutar de esa convivencia es algo a lo que aspiramos muchos. Pero a veces se tuerce.

¿Por qué algunas personas alcanzan esa complicidad, sentir pasión y amor, disfrutar juntos, reírse…sencillamente, estar bien juntos? La suerte puede ser un factor. Pero la mayor parte de las veces hay detrás un trabajo consciente en el que a través de valores como la generosidad, la empatía, la comprensión, la comunicación y el lugar dónde ponemos el foco de atención, conseguimos una estabilidad y un disfrute en pareja.

Encontrar el lado bueno de la pareja nos ayudará a vivir la pareja con plenitud. Y en este taller vamos a aprender cómo.

Puedes consultar el resumen aquí:

 

 

Compartir en:
1 comentario

¿Qué te ha parecido el taller?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.