Tener una buena vida no significa para todos lo mismo. Depende de nuestras prioridades, deseos y valores. Tener una buena vida es aquella en la que tú te sientes satisfecho con lo que eres y con lo que haces. Implica vivir con honestidad, con coherencia, respetando tu forma de sentir y tomar decisiones.

Conseguirlo no siempre es fácil. Estamos muy condicionados por la opinión y las necesidades de los demás. A veces nos cuesta buscar nuestro tiempo, defender nuestras ideas, tomar decisiones que van a disgustar a otros. Nos dejamos arrastrar y al final del día no tenemos la sensación de que haya sido un gran día.

Pero si pudieras salir a vivir la vida que tú deseas… ¿por qué empezarías ahora? Cuando tienes una buena vida tienes ilusión por levantarte cada mañana.

 

Reserva ya tu plaza para el taller online del próximo jueves 29 de diciembre

Compartir en: